Vida saludable
Trabajo

¿Qué rol desempeñas entre tus colegas de trabajo?

¿Quieres saber si ocupas la figura de líder entre tus colegas en el trabajo? ¿O quizás crees que tienes un papel más secundario? ¡Todos los roles son importantes y la cohesión dentro del equipo hace que sean más efectivos!

Toda organización debe tener un líder. El líder es la persona que guía e inspira a los demás. Suele hacerlo valiéndose de la comunicación eficaz y eficiente como principal herramienta para conseguir el éxito. Pero el liderazgo no es tarea fácil. Un líder debe albergar múltiples cualidades para saber rodearse de un gran equipo. Debe saber evaluar a las personas, detectar sus competencias de acción y decisión, detectar el grado de compromiso que los miembros del grupo poseen, tener capacidad de síntesis y sacrificio, firmeza en la toma de decisiones, capacidades de motivación, automotivación... Y también es muy importante que tenga la capacidad de afrontar las cargas, las responsabilidades y la presión que su puesto requiera.

En un equipo, todo debe funcionar de manera coordinada. Si no existe coordinación, confianza y compañerismo, no se podrán alcanzar las metas y objetivos establecidos. Muchas veces, la competición y la pérdida de la conciencia de grupo, hacen tambalear muchos cimientos. Por tanto, es fundamental que en un equipo exista comprensión, responsabilidad y visión de conjunto, asumiendo que cada miembro del grupo desempeña una función importante.

En todo proyecto de trabajo deben existir, básicamente y a grosso modo, los siguientes 3 roles:

  • Una figura ideóloga, que es quien concibe las ideas, crea y define las metas a seguir.
  • Una figura motor, que es quien pone en marcha los mecanismos para la consecución de la meta, estudia la viabilidad de los proyectos y determina si son accesibles o no.
  • Una figura ejecutora, que propicia que la idea sea palpable y se haga realidad, que pueda plasmarse y llegue a realizarse.

Puede haber más de una persona con el mismo rol, pero cada cual debe coexistir en equilibrio y, sobre todo, debe encargarse de aquello que le pertoca. Es el único modo de llegar a buen fin y de llevar los objetivos a la meta final.

Siempre y cuando estos roles convivan en armonía, podrán propiciar equipos completos y cohesionados que albergarán altas posibilidades de éxito en sus desarrollos y propuestas.

Ahora viene lo difícil: saber cuál es nuestra característica más importante para discernir en qué rol encajamos mejor. ¿Es posible que alberguemos varios de estos roles en nuestro interior? ¿O existe alguno que nos es más afín?

A la hora de evaluarnos, debemos tener presente que no se trata tanto de ver qué características principales tiene nuestra personalidad, como de ver cuál es nuestra tendencia a la hora de llevar a cabo un proyecto o a la hora de tomar decisiones. Es ese comportamiento el que debemos tener presente si queremos percibir con más claridad cuál de estos roles nos es más afín. Esto nos permitirá, además, tener una conciencia más clara sobre nosotros/as mismos/as, lo que nos propiciará una mayor efectividad en nuestro desarrollo profesional.

Comentarios(0)

Comentar

Mas artículos

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones según los síntomas

18 Nov. 2021

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones generales

18 Nov. 2021