Vida saludable
Trabajo

4 problemas de comer de "tupper" en la oficina

Quizás no te lo habías planteado, pero comer de "tupper" no tiene por qué ser malo si seguimos estas recomendaciones.

Llevarnos la comida de casa al trabajo suele ser muy habitual, pues supone un importante ahorro que para la economía doméstica. Sin embargo, los expertos advierten de los posibles efectos adversos de este tipo de alimentación. No por el tipo de platos que comemos, que pueden ser muy sanos y equilibrados, sino por el escenario y por lo que implica.

A continuación, detallamos cuatro consecuencias negativas de llevarnos el “tupper” al trabajo:

1. Bajo rendimiento

Es muy probable que no abandonemos la mesa de trabajo para comer porque pensamos que comiendo en el puesto de trabajo optimizamos mejor el tiempo. Sin embargo, este comportamiento puede ocasionar que bajemos nuestro rendimiento y nuestra mente tenga dificultad para concentrarse y carezca de destreza.

2. Soledad y aislamiento

Otra de las probabilidades es que en nuestra mesa de trabajo comamos sin compañía. Esto hace que lo hagamos rápido y casi sin dejar espacio para el descaso entre bocado y bocado. Podemos llegar incluso a abusar de la cantidad recomendada debido a que sintamos que no estamos saciados. Hablar con otros compañeros/as puede ayudar a que realicemos la deglución más lentamente, lo que es más recomendable para la salud. Por otra parte, la falta de diálogo y comunicación puede producir aislamiento, que no nos sintamos en sintonía ni cómodos con el entorno y, a la larga, este encierro puede provocarnos tristeza o falta de entusiasmo.

3. Aburrimiento

Si comemos en nuestra mesa sin compañía, a veces, puede llegar a ser aburrido, con lo que podemos caer en la tentación de comer más de lo necesario o caer en costumbres poco saludables para satisfacernos, como picar entre horas.

4. Sedentarismo

El ejercicio es saludable, mantiene nuestros músculos y huesos fuertes y favorece el sistema cardiovascular. El sedentarismo y la falta de movimiento en el cuerpo puede ser causa de obesidad. Por otra parte, cambiar de postura a lo largo de las horas también es necesario. Sin darnos cuenta, mantener una misma postura por un largo tiempo puede provocar lesiones, debido a que forzamos innecesariamente nuestro cuerpo.

Es bueno y necesario levantarnos de nuestro puesto de trabajo cada cierto tiempo, cambiar la atención, relajarnos e, incluso, hablar con otras personas, dentro de lo posible. Esto aumentará nuestro rendimiento, descansará nuestra mente, nos mantendrá emocionalmente en un estado de relajación y nos permitirá disfrutar, a la larga, de mejor salud.

Comentarios(0)

Comentar

Mas artículos

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones según los síntomas

18 Nov. 2021

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones generales

18 Nov. 2021