Vida saludable
Alimentación

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones según los síntomas

Serunion cuida de las personas en todas las etapas de su vida, incluso en los momentos más difíciles. Las personas en tratamiento oncológico suelen presentar dificultades para seguir una correcta alimentación. Por ello, en esta guía encontrarás consejos nutricionales según los síntomas que presentes.

El departamento de nutrición de Serunion ha preparado estas recomendaciones para que las personas en tratamiento oncológico puedan sobrellevar algunos síntomas:

Pérdida del apetito

Ante la pérdida de apetito, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Aprovecha el momento del día donde tengas más apetito para ingerir alimentos con mayor contenido energético y proteínas. Las grasas también son importantes, pero debes elegirlas bien: AOVE, aguacate, frutos secos...
  2. Incluye alimentos de diferentes texturas y colores en un mismo plato para hacerlo más atractivo y apetecible.
  3. Anda unos minutos antes de comer para abrir el apetito.
  4. Si no puedes dormir durante la noche, aprovecha para tomar un zumo natural, un vaso de leche, un batido natural, yogur o kéfir líquido.
  5. Añade ingredientes a los platos para tener un mayor aporte de nutrientes:
    • Sopas y purés: incorpora queso, leche, huevo duro, legumbres, jamón, pavo, pollo o pescado troceado, quinoa...
    • Ensaladas, pastas, arroces y verduras: queso, mayonesa, atún, clara de huevo cocida, frutos secos, trocitos de jamón...
    • Leche: cacao puro, miel...
    • Yogur natural: frutos secos, fruta, miel, cereales sin azucar, avena...
  6. Bebe fuera de las comidas principales y no durante, para evitar la sensación de saciedad.
  7. Emplea alimentos poco aromáticos y consume la comida a temperatura ambiente si los olores te provocan rechazo.
  8. Utiliza platos grandes para tener la sensación de tener menos comida delante.

Náuseas y vómitos

Si después de recibir el tratamiento oncológico presentas náuseas y vómitos, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Realiza comidas frecuentes y de poco volumen. Es importante que tengas siempre algo en el estómago, pero no demasiado.
  2. Come despacio, eso ayudará al proceso de digestión de la comida.
  3. Mantén el ambiente fresco, ventilado y libre de olores. Abre las ventanas y/o las puertas de tu casa, haz que corra el aire.
  4. Consume alimentos suaves y de bajo contenido en grasa: carnes blancas, embutidos magros, pescado blanco...
  5. Evita los fritos y el exceso de condimentos, son difíciles de digerir.
  6. Los alimentos que se suelen tolerar mejor son los blandos a temperatura fría o tibia. Sorbetes de fruta natural, helados naturales, zumos de fruta natural, ensaladas de pasta o de arroz, patata cocida...
  7. Los alimentos secos sientan bien: bocadillos, tostadas o palitos de pan.
  8. Toma líquidos y bebidas entre comidas, te ayudará a mantener un nivel de hidratación normal.
  9. Consume bebidas carbonatadas. En pequeños sorbos, mejoran la sensación de náuseas. Cola sin azúcar, gaseosa, agua con gas...
  10. Después de las comidas, descansa en posición incorporada. No te acuestes inmediatamente.

Estreñimiento

Si presentas estreñimiento a causa de un tratamiento oncológico, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Bebe muchos líquidos: agua, infusiones, caldo... Es importante que bebas un mínimo de 1,5 L al día.
  2. Toma alimentos de alto contenido en fibra: cereales y derivados integrales, verduras, legumbres, fruta y frutos secos.
  3. Consume hortalizas crudas y fruta fresca con piel, especialmente kiwi y ciruelas.
  4. Evita los alimentos astringentes: membrillo, plátano, té, canela, arroz blanco, pan tostado, manzana cocida o compota...

Diarrea

En el caso contrario, si el tratamiento oncológico te provoca episodios de diarrea, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Bebe muchos líquidos: agua, mezclada o no con zumo de limón, infusiones suaves, caldos suaves... Es importante que bebas un mínimo de 1,5 L al día, siempre en pequeñas cantidades pero de manere frecuente a lo largo del día.
  2. Toma bebidas isotónicas para recuperar el agua y los minerales que pierdes.
  3. Toma los líquidos y los alimentos a temperatura ambiente.
  4. Consume fruta pelada, cocida, en compota o zumos colados. La fruta más indicada: manzana, plátano maduro, melocotón, membrillo, limón.
  5. Realiza comidas frecuentes y de pequeño volumen.
  6. Prioriza elaboraciones sencillas y con poca grasa: al vapor, hervidos, al horno, a la plancha, al papillote...
  7. Limita las grasas: mantequilla, margarina, manteca de cerdo, mayonesa, nata, crema de leche y productos de pastelería.
  8. Evita la leche y sus derivados: flanes, natillas, helados puré... Prueba los yogures descremados, sin lactosa o vegetales.
  9. Evita el café, el chocolate y los condimentos como la pimienta.
  10. Evita los alimentos ricos en fibra: cereales y derivados integrales, fruta cruda, verduras, legumbres y frutos secos.

Inflamación de la mucosa de la boca (mucositis oral)

Si presentas inflamación de la mucosa de la boca (mucositis oral) a causa de un tratamiento oncológico, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Bebe muchos líquidos: agua, infusiones, caldo, polos, gelatina... Es importante que bebas un mínimo de 1,5 L al día.
  2. Evita las bebidas con gas y las bebidas muy ácidas.
  3. Come alimentos suaves, de textura blanda y/o caldosa: sopas, purés, cremas, pudines, batidos naturales, mousse, tortillas, guisos suaves... Añade salsas o cremas suaves a la carne y al pescado.
  4. Elaborar salsas a base de verduras de distintos colores es una buena forma de incorporar más verduras a tu dieta.
  5. Consume alimentos y bebidas a temperatura tibia o fría.
  6. En algunos casos, comer alimentos triturados puede ayudar a ingerir con mayor facilidad.
  7. Evita los alimentos ácidos: tomate, pimiento, limón, kiwi, fresas o naranjas.
  8. Evita los alimentos secos y fibrosos: chips, frutos secos, pan tostado y algunas carnes fibrosas a la plancha.
  9. Mantén una buena higiene bucal. Enguágate la boca a menudo.
  10. Antes de las comidas, aguanta unos minutos en la boca agua muy fría o hielo picado. Te ayudará a disminuir el dolor y facilitar la ingesta de alimentos.

Sequedad de boca (xerostomía)

Si tienes la boca seca a causa de un tratamiento oncológico, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Bebe muchos líquidos: agua, infusiones, té, zumos de frutas naturales o bebidas carbonatadas no azucaradas. Es importante que bebas un mínimo de 1,5 L al día. Ten siempre a mano una botella para humedecerte la boca.
  2. Mantén una buena higiene bucal. Enguágate la boca a menudo.
  3. Prepara cubitos de hielo o gelatinas a base de fruta ácida o con infusiones de menta o tomillo y derrítelos en tu boca.
  4. Evita los alimentos secos y fibrosos: pan, tostadas, frutos secos, algunas carnes fibrosas a la plancha y quesos muy secos.
  5. Evita alimentos pegajosos: caramelos blandos, pan de molde.
  6. Toma alimentos de textura blanda: arroz, queso tierno, verduras cocidas, pudines, tortillas, fruta madura.
  7. Prioriza las preparaciones húmedas, con caldos o salsas: sopas, purés, cremas, arroz caldoso, guisos suaves, carnes y pescados con salsa.

Alteración del gusto y el olfato

Si el tratamiento oncológico ha alterado tus sentidos del gusto y el olfato, estas son las recomendaciones nutricionales que puedes seguir:

  1. Si te desagrada el olor mientras cocinas, pide a alguien de tu confianza que cocine por ti.
  2. Realiza enjuagues antes de comer con agua de manzanilla o bicarbonato para limpiar la boca.
  3. Sustituye la carne roja por pollo, pavo, huevos o legumbres. Tienen un olor y sabor menos intensos.
  4. En el caso de tener sabor metálico, sustituye los cubiertos habituales por unos de plástico u otros materiales (no desechables).
  5. Emplea especias suaves en la preparación de las comidas y evita los condimentos muy amargos como el vinagre, el limón o la pimienta.
  6. Consume los alimentos y bebidas a temperatura ambiente o fríos, desprenden menos olor.
  7. Mantén una buena higiene oral y dental.

Comentarios(0)

Comentar

Mas artículos

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones generales

18 Nov. 2021