Vida saludable
Alimentación

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones generales

Serunion cuida de las personas en todas las etapas de su vida, incluso en los momentos más difíciles. En los hospitales, los pacientes en tratamiento oncológico suelen tener dificultades para seguir una correcta alimentación. Por ello, hemos elaborado esta guía con consejos nutricionales generales para combatir este tipo de síntomas.

A menudo, el tratamiento oncológico afecta al apetito, a la absorción de determinados nutrientes o incluso a la tolerancia de ciertos alimentos. En esta guía damos algunos consejos a las personas en tratamiento oncológico para paliar determinados síntomas:

14 recomendaciones para llevar una dieta saludable durante un tratamiento oncológico

El departamento de nutrición de Serunion avala las siguientes recomendaciones para llevar una alimentación sana y equilibrada durante un tratamiento oncológico:

  1. Reparte las comidas en cuatro o cinco tomas al día.
  2. Basa tu alimentación en frutas y verduras.
  3. Da prioridad a los cereales integrales frente a los refinados.
  4. Aumenta el consumo de alimentos probióticos.
  5. Incorpora dos raciones al día de proteína de alto valor biológico, como los huevos, el pescado o las legumbres.
  6. Asegúrate de aportar a tu organismo la energía que necesita (kcal).
  7. Consume lácteos enteros a diario.
  8. Mantén una correcta hidratación.
  9. Utiliza siempre aceite de oliva virgen.
  10. Prioriza las preparaciones sencillas y con poca grasa.
  11. No consumas alcohol ni alimentos con demasiados azúcares añadidos.
  12. Limita el consumo de grasas saturadas y sal.
  13. Come en compañía, siempre que puedas.
  14. Mantén una actitud positiva, ten paciencia.
  15. Huye de las dietas milagrosas.

Tratamientos oncológicos y alimentación

Después de recibir algunos tratamientos oncológicos, puede que sientas cansancio, que pierdas el apetito o que rechaces algunos alimentos que solían gustarte.

  • Si te has sometido a una cirugía, necesitarás ingerir alimentos con más nutrientes. Tu organismo requiere de una cantidad extra de energía y proteínas para cicatrizar las heridas, prevenir infecciones y afrontar la fase de recuperación.
  • El tratamiento con quimioterapia puede afectar a algunas células de la boca o las vías digestivas. Es frecuente que provoque pérdida de apetito, náuseas, vóitos, diarrea, astenia o el cambio de sabor de ciertos alimentos.
  • La radioterapia puede causar cansancio y también disminución del apetito.

10 consejos para superar la falta de hambre

Para tener una buena recuperación es importante aportar al organismo la energía que necesita a través de la alimentación. Además, mantener una actitud positiva y tener paciencia te ayudará a tolerar mejor, poco a poco, los alimentos.

  1. Come cuando te apetezca. No hace falta que sigas unos horarios establecidos, aprovecha el momento del día que tengas más hambre.
  2. Come la cantidad que te apetezca en cada momento y tantas veces como veas que te entra el gusanillo.
  3. Intenta que las comidas sean muy nutritivas. Aprovecha los momentos que te apetezca comer para ingerir alimentos saludables y completos.
  4. Fíjate pequeñas metas a lo largo del día. Aunque no tengas apetito, puedes ir picando algo para acumular pequeñas cantidades de alimentos de alta densidad nutricional durante el día: yogur, frutos secos, batidos y zumos de frutas, avena...
  5. Trata de comer en un ambiente tranquilo y relajado.
  6. Cuida la presentación de los platos. Un plato atractivo a la vista normalmente hace que sintamos más ganas de comerlo.
  7. Bebe muchos líquidos: agua, infusiones, agua con gas, zumos naturales, smoothes...
  8. Incluye algún alimento proteico en la mayoría de las comidas: huevos, yogur, queso, frutos secos, carne, pescado o marisco.
  9. Si no tienes problemas de sequedad o llagas en la boca, consume snacks como frutos secos, cacahuetes o fruta desecada. Concentran una gran cantidad de energía y nutrientes esenciales.
  10. Ten siempre cerca alimentos fáciles de comer para ir picando: uvas, plátanos, mandarinas, cerezas, fresas, palomitas, bastoncitos de pan, frutos secos... Déjalos cerca de tu campo visual.

Comentarios(0)

Comentar

Mas artículos

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones según los síntomas

18 Nov. 2021