Vida saludable
Alimentación

Cómo debe ser tu alimentación para afrontar de manera más eficiente el día

Mantener una dieta equilibrada, no solo contribuye a nuestra salud, sino que nos permite tener un mejor rendimiento en el desempeño de nuestra labor.

1. El desayuno

En primer lugar, hemos de recordar que el desayuno es la comida más importante del día. Por ello es muy importante ingerir la cantidad de comida correcta al desayunar, exactamente un 20% de la ingesta calórica diaria.

Después de un ayuno de aproximadamente 8 horas (las que dormimos), el cuerpo necesita recibir los nutrientes adecuados para comenzar la actividad diaria. El desayuno debe contener lácteos, frutas variadas, pan y cereales. Nos aportaran vitaminas, cinc, calcio y hierro.

Cuando el cuerpo se expone a largas horas sin consumir alimentos puede sufrir un déficit de glucosa que podría provocar, a la larga, trastornos cardiovasculares, obesidad o colesterol.

2. Tentempié a media mañana

A media mañana, es aconsejable tomar un tentempié que nos ayudará a no llegar con demasiada hambre a la comida del mediodía. De este modo, equilibraremos la ingesta de alimentos, de tal modo que repartiremos mejor las calorías. Una buena opción será una pieza de fruta, un té, un zumo, frutos secos o un yogur. Ha de representar, aproximadamente, un 10% de las ingesta calórica diaria.

3. La comida del mediodía

La comida del mediodía, que representa el 35 % de las calorías diarias, debe contener fibra en forma de verduras, legumbres o frutas; proteínas, como por ejemplo pescados o carnes; e hidratos de carbono.

4. La merienda

La merienda tomada a media tarde debe representar, al igual que el tentempié de media mañana, aproximadamente un 10% de las calorías necesarias a lo largo del día. Puede consistir en una fruta, un yogur, una infusión o un sándwich vegetal.

5. La cena

Y llegamos al final del día. En la cena debemos consumir aproximadamente un 25% de las calorías diarias. Si deseamos descansar adecuadamente, debemos cenar no más tarde de las 21 h y consumir comidas ligeras, fáciles de digerir, como arroz, pasta, pollo o pescado a la plancha. De postre podemos tomar un yogur o fruta. Todos ellos son alimentos ideales para permitirnos un descanso nocturno correcto, indispensable para que al día siguiente nos encontremos con las fuerzas necesarias para afrontar de nuevo nuestro día en condiciones óptimas.

Comentarios(0)

Comentar

Mas artículos

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones según los síntomas

18 Nov. 2021

Guía nutricional para personas en tratamiento oncológico: recomendaciones generales

18 Nov. 2021